Beber múltiples bebidas energizantes produce agotamiento

En un estudio publicado en PubMed Central en enero del 2012, las bebidas energizantes fueron definidas como aquellas que son utilizadas para obtener un impulso adicional de energía, mantener y aumentar los niveles de alerta mental, potenciar procesos cognitivosy mejorar el estado de ánimo. Aunque según expertos este término se presta a confusión y lo más apropiado sería categorizar estas bebidas como estimulantes en vez de energizantes (pues la “energía” que producen proviene del efecto farmacológico que producen algunos de sus ingredientes, y no del aporte calórico que sus nutrientes tienen), independientemente de cómo se les denomine, la verdad del asunto es que con el pasar de los años se han vuelto populares entre ejecutivos, estudiantes, deportistas y militares.

Ciertamente, la mejor fuente de energía es comer y dormir adecuadamente por ser natural y traer otros innumerables beneficios a la salud; sin embargo, existen situaciones en las cuales resulta necesario someter al cuerpo a largos períodos de vigilia o que por la razón que resulta necesario obtener un extra de energía, por lo que muchos han optado agregar estas bebidas a sus alimentos diarios con tales fines. Lo que muchos consumidores de estas bebidas desconocen (u obvian) es que estas bebidas tienen efectos negativos sobre su salud, y que si consumen más de tres al día podrían de hecho estar logrando el efecto contrario al pretendido.

obesidad De hecho, por lo que se refiere específicamente al mundo militar, el Ejército Estadounidense advirtió que este tipo de bebidas podría producir serios perjuicios al cuerpo. En efecto, en el Blog Científico Oficial del Pentágono se publicaron cifras de un estudio que tomó en consideración a una población de más de mil soldados e infantes de marina estadounidenses que prestaban servicios en Afghanistan durante el 2010, y se llegó a la conclusión de que quienes consumieron múltiples bebidas energizantes tuvieron mayores probabilidades de quedarse dormidos en el campo de batalla. A mayor abundamiento, en el mencionado estudio se encontró que un 14% de estos militares reportó consumir más de tres bebidas energizantes al día, y justamente estas personas afirmaron que padecían alteración del sueño relacionada con estrés, además de otras enfermedades, por lo que tenían tendencia a quedarse dormidos tanto estando de guardia como durante reuniones.

Finalmente, según estudios realizados en la Universidad John Hopkins, entre otros efectos negativos relacionados con el consumo de bebidas energizantes están: deshidratación, aumento de adrenalina, alteraciones en nervios y riñones, cambios en el ritmo cardíaco y gastritis.